La transformación (digital) en la gestión de proyectos

Entrevista de:
David Giner Sanchis.

Compartir:

Compartir:

En esta ocasión entrevistamos a Juan Luis Ragel, PMP y con experiencia en la transformación digital en empresas multinacionales.

ENTREVISTA:

David Giner: Para comenzar me gustaría preguntarte, ¿Cómo te defines como director de proyectos?

Juan Luis Ragel: Me defino como la persona que establece el puente entre las necesidades de negocio y las soluciones tecnológicas para resolverlas. Mis inicios técnicos y los conocimientos posteriores en finanzas y en gestión de proyectos me permiten llevar a cabo los desafíos que la digitalización nos propone en cada momento.

DG: Tienes experiencia en la transformación digital en diferentes empresas multinacionales. ¿Qué es para ti la transformación digital?

JLR: Para mí la transformación digital son los procesos mediante los cuales las empresas, los organismos públicos y los individuos adoptan las nuevas herramientas tecnológicas con el objetivo de mejorar uno o varios aspectos de su día a día.

DG: ¿Cuáles consideras que son las principales barreras que tiene una empresa para comenzar con su transformación digital? ¿Qué ventajas crees que tienen aquellas que lo tienen más interiorizado?

JLR: Los procesos de transformación digital son sinónimo de cambio y sabemos, por numerosos estudios psicológicos, que no todos nos adaptamos de la misma forma a los cambios. Por eso la principal barrera de la transformación digital es el factor humano.

Es fundamental que las organizaciones y sus gestores planteen los proyectos de transformación digital con personas cualificadas y con experiencia en dichos procesos que puedan establecer una hoja de ruta hasta alcanzar los objetivos esperados.

Un presupuesto limitado o la falta de recursos con las habilidades o competencias necesarias pueden llevar nuestros proyectos al fracaso.

Otra de las barreras habituales es que algunas organizaciones mantienen la información en compartimentos estanco. Grupos de trabajo que conocen y protegen sus datos de forma aislada al resto.

Las nuevas tecnologías buscan precisamente que todos los miembros de la organización compartan la información relevante para el negocio y, por tanto, permiten realizar un seguimiento para valorar el impacto final que tienen determinadas acciones o decisiones.

Este cambio permite que los individuos se sientan más motivados e involucrados en la compañía. Creamos un círculo virtuoso que se retroalimenta.

DG: ¿Cómo crees que está afectando (y afectará) la transformación digital a la gestión de proyectos? ¿Y al rol del director de proyectos?

JLR: El director de proyectos también debe cambiar. Las necesidades de resultados a corto plazo han reescrito algunos procesos y metodologías que venían aplicando los jefes de proyectos tradicionales. Es necesario ser más ágil porque la tecnología es más rápida y el cliente es más impaciente.

Por otro lado, en mi opinión, toda combinación de herramientas es buena siempre que te acerque a obtener los resultados en tiempo y forma, por tanto, el jefe de proyecto no tiene que descartar ninguna opción a priori y considerar la metodología adecuada para cada proyecto e incluso para cada proceso dentro del proyecto. El mercado exige al director de proyectos flexibilidad, adaptabilidad y resistencia. Lo que podríamos denominar un jefe de proyecto 4×4.

DG: Me gustaría que el lector se fuese con dos, tres conceptos de la entrevista. ¿Con qué se debería quedar el lector?

JLR: La transformación digital es un desafío para todos del que es difícil escapar. Es la nueva revolución industrial permanente. Muchas de las acciones que llevábamos años haciendo han cambiado y en el futuro cambiarán más aún por tanto es importantísimo afrontarlo con serenidad y positividad confiando en que todos esos nuevos cambios, que nos brinda la transformación digital, mejorarán nuestra eficiencia, eficacia y finalmente nuestra calidad de vida.

DG: Muchas gracias por tu tiempo. Antes de despedirnos, ¿Te gustaría mencionar algo más?

JLR: Me gustaría destacar la importancia del Project Manager Institute (PMI), y sus capítulos alrededor del mundo, que con su labor marcan el camino a seguir de los directores de proyectos. Observando y analizando el mercado continuamente y adaptando sus procedimientos a la nueva realidad. Un auténtico ejemplo de transformación manteniendo su esencia original: ser la referencia estándar en la gestión de proyectos.

Juan Luis Ragel es PMP y desde hace casi 20 años se ha dedicado a acompañar a las empresas y organismos públicos en sus procesos de transformación digital.

Marcando objetivos específicos como reducción de tiempos en distintos procesos de negocio, aumento de los márgenes operativos y reducción de costes mediante la definición e implantación de distintas tecnologías líderes en el mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − 16 =